Suitec, Suelos Técnicos:
El suelo técnico o suelo sobreeelevado nace con la necesidad de realizar instalaciones de telefonía, voz, datos y electricidad límpias, en todo el desarrollo y construcción de edificios verticales destinados a oficinas.
Se plantea un nuevo modelo de distribuir los puestos de trabajo en las salas, de forma que, por medio de un suelo elevado, toda la canalización propia de un puesto de trabajo, pueda ir de forma límpia y cómoda por debajo del suelo.
Para ello se diseñan soportes y placas, con los ensayos técnicos necesarios de resistencia y durabilidad, que nos permiten conformar una estructura sólida, duradera y estéticamente atractiva para todo tipo de clientes y necesidades.
De esta forma, conseguimos dotar a todos los puestos de trabajo de las oficinas de una red de cableado necesario, instalando un falso suelo visible, pisable y resistente.
Hay diferentes tipos de baldosas de suelo técnico, que se caracterizan por su acabado en su parte superior, (estratificado, desnudo, pvc, linóleo, madera, pétreo), por su núcleo, (aglomerado, sulfato cálcico, cemento), y por su parte inferior, (lámina de aluminio, melamina kraft, bandeja de acero).

También las podemos encontrar de diferentes tamaños y grosores, aunque los mas comunes son: 600x600x30 mm., 600x600x32 mm, 600x600x40 mm, 600x600x42 mm.
En la foto superior podemos observar un suelo encapsulado con bandeja de acero, terminación desnuda, indicado para que posteriormente se recubra con autoportante de pvc o moqueta. Este suelo se ha elevado de 8 a 10 cm sobre el pavimento existente, con soportes regulables de acero.
Las baldosas están apoyadas por gravedad sobre los soportes, lo que permite por medio de una ventosa levantarlas con facilidad y poder acceder al cableado inferior para cualquier modificación o nueva instalación.
En la parte derecha tenemos un suelo de moqueta en losetas, que se ha instalado sobre un suelo desnudo de placa de bandeja de acero galvanizado en parte superior e inferior, todo ello elevado con soportes de acero a una altura de 15 cm.
En la imagen de la izquierda tenemos un suelo terminado con autoportante de pvc de 5 mm., colocado contrapeado con respecto a las baldosas de suelo, que son encapsuladas de acero galvanizado.
El autoportante va adherido con un pegamento antideslizante, lo que permite levantarlo con facilidad y acceder a la parte inferior rápidamente.

En este caso se trata de un suelo arriostrado con una barra de acero entre soporte y soporte, lo que proporciona al conjunto una mayor resistencia de peso.
Aquí tenemos un suelo técnico de 600x600x30 mm., con un recubrimiento estratificado (laminado de resinas), imitación madera, y con un canto de pvc a modo de llaga. Es una placa de aglomerado en su núcleo con una bandeja de acero en su parte inferior.

El suelo acabado estratificado es el mas típico y funcional para instalar en oficinas, pues, a parte de disponer de múltiples acabados y diseños, es de alta dureza y de fácil limpieza. Las principales Marcas son Sonae, Fimatech Finsa, Abet laminati, Formica.
Podemos mecanizar cualquier tipo de recubrimiento en la loseta y así dar la terminación que mas nos guste. En la imagen se puede ver un suelo Wicander, que es una lámina de madera prensada, de alta resistencia y acabado barnizado.

En la mecanización conseguimos unir el núcleo de la baldosa, con el recubrimiento y con un canto perimetral de pvc autoextinguible, del color que elijamos.
Aquí el suelo está sobreelevado 15 cm., con soportes de acero regulables.
Otro ejemplo de mecanización de acabados lo tenemos aquí. Se trata de una placa de Gres porcelánico, de 1 cm., de grosor que se ha incorporado a la loseta de aglomerado, en fábrica, canteándolo perimetralmente y dándole una protección inferior con una lámina de aluminio o de kraft.
Se consigue una baldosa de 600x600x41/42 mm., compacta y perfectamente acoplable a nuestra estructura de suelo. Es conveniente cuando se instala suelo acabado en gres, arriostrar los soportes de acero con una barra también de acero, con lo que ganamos en rigidez y resistencia.
Los soportes de suelo son de acero galvanizado, y están formados por una base y varilla métrica roscada, y cabeza de terminación con gollete de apoyo de baldosa. Ésto nos permite regular en altura el suelo terminado, siempre acorde a las exigencias del forjado o suelo existente.
Como se puede observar en la imagen, podemos realizar suelos hasta alturas de mas de 1 ó 1.50 mts., usando para ello travesaños de arriostramiento y soportes con tubo de acero. También ser puede ver los soportes de pvc (Plots) indicados para instalaciones en exterior.
En la imagen, un suelo cerámico, instalado con plots de pvc en exterior.